¿Qué hacer con el alza de precios de la canasta familiar?

Esta es una realidad con la que debemos convivir actualmente, cada día gastamos más, llevamos menos alimentos a casa y con toda seguridad es un tema que nos preocupa a todos.

Sin embargo, tengo que confesar que semanalmente tenía que botar a la basura comida que se había dañado, lo cual me molestaba muchísimo y me llevaba a cuestionarme cómo podía ser posible tanto desperdicio cuando mi propósito era ser frugal.

Empecé entonces por organizar mis alacenas y colocar los alimentos siempre en el mismo lugar, incluyendo mi refrigerador, para visualizarlos más fácilmente y hacer una lista de compras que actualizo diariamente con los artículos que se van agotando, planeo mis compras, voy menos veces al supermercado por olvidos evitando así las tentaciones, no adquiero productos innecesarios y utilizo de forma eficiente mi tiempo.

Photo by Clark Young on Unsplash

Cada cadena de supermercados tiene ventajas y desventajas y al planear las compras podremos también escoger la tienda adecuada para los productos que vamos adquirir, ahorrando una importante cantidad de dinero, comprando perecederos de temporada, evitando adquirir una mayor cantidad de productos sólo por que está de promoción, teniendo mente abierta para probar diferentes opciones sin casarse con marcas, disminuyendo los procesados y priorizando la salud y la calidad sobre la cantidad, la publicidad y el empaque.

Revisar la caducidad de los productos antes de comprarlos, planear nuestras comidas utilizando aquellos próximos a vencer y disminuir nuestras comidas fuera de casa también nos ayudarán a tener nuestro presupuesto bajo control.

Sin embargo, si tus horarios de trabajo son complicados, la cocina es algo que no te resulta fácil o definitivamente no te gusta, hoy en día existen infinidad de productos que involucran una mínima preparación que nos ayudan con ésta tarea y podremos dar mejor uso a nuestro tiempo.

Aunque la inflación se escapa de nuestro ámbito de control, las acciones y decisiones que tomamos para hacerle frente, si dependen totalmente de nosotros. ¡Está en tus manos!

jon-tyson-204115

“Uno no puede pensar bien, amar bien, dormir bien, si uno no ha comido bien”.
Virginia Woolf, Una habitación propia

Si te interesa tener más información sobre éste y más temas, puedes suscribirte para recibir las últimas novedades.

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!

Anuncios

Define tu Estilo Personal y gastarás menos.

Vivir de forma frugal permite optimizar los recursos que se tienen para sacarles el mayor provecho sin desperdicios, vivir con lo justo.

Sin embargo, todos los días nos vemos bombardeados por incesantes campañas de mercadeo publicitando innumerables productos en la tele, revistas y redes sociales. No en vano la industria de la moda es uno de estos sectores donde fácilmente caemos en la tentación, convirtiéndose en uno de los sectores más lucrativos en el mercado.

Recordemos que ser aceptados es una necesidad humana y vernos bien hace parte de la aprobación, nuestro vestuario toca nuestras emociones y nuestro estilo nos hace pertenecer o no a ciertos grupos sociales, de allí la importancia que la moda tiene.

El sofisticado marketing actual se centra en nuestros gustos y hoy en día las grandes casas de moda tienen figuras públicas con las cuales nos sentimos identificados que usan sus productos en su vida cotidiana de tal forma que parezca espontaneo creando tendencias que  inconscientemente nos influencian.

Definir un estilo personal nos permitirá entonces disfrutar de la moda teniendo un criterio de decisión claro frente a qué comprar, qué prendas y accesorios incluir en el  vestuario que se ajusten al estilo que manejamos y evita que lleguemos a casa con artículos que nunca vamos a usar.

Es esencial priorizar la calidad sobre la cantidad, esto no quiere decir que no compremos una que otra prenda con descuento, sin embargo, debemos evitar ser “cazadores de ofertas” y sólo comprar cuando realmente necesitamos el artículo.

El comprar en promociones no necesariamente nos lleva a ser frugales, ya que podemos gastar más en artículos que no requerimos o de baja calidad, por lo cual en el corto tiempo tendremos que desecharlos o reemplazarlos gastando más dinero.

Ahora bien, los bajos precios de las promociones o las tiendas de descuento pueden ser útiles cuando con una mínima cantidad de dinero queremos incorporar en nuestro vestuario un artículo de moda para una corta temporada, en cuyo caso su calidad no es lo importante de la decisión.

Así mismo tomar decisiones de compra teniendo en cuenta nuestros roles y el número de veces que vamos a utilizar el artículo nos permitirá optimizar nuestro vestuario, así por ejemplo, para un universitario un jean es una prenda básica, mientras que para una ejecutiva lo es un pantalón negro clásico, por lo cual en ambos casos deben perseguir la calidad y sentirse totalmente satisfechos en cómo les queda dicha prenda, en cuyo caso habrán hecho una compra inteligente sacando el mayor provecho a su dinero.

Los accesorios por su parte nos generan mucho valor ya que nos permiten cambiar totalmente un atuendo y utilizar las prendas básicas mucho tiempo. Las posibilidades son infinitas, corbatas, relojes, collares, pulseras, aretes, pañoletas, etc.

Las compras on-line, nos ayudan a tomar mejores decisiones ya que buscamos específicamente el producto que queremos, sin caer en las tentaciones que encontramos en una tienda y sin la presión de un vendedor, ésto nos permite comparar características y precios de articulo similares, analizar varias marcas, ver reseñas de compradores y muchas veces al posponer la compra obtendremos un mejor precio o finalmente nos daremos cuenta que realmente no necesitábamos el producto.

Aunque muchas marcas se asocian con la alta calidad, ésta no debe ser necesariamente el criterio de compra ya que la prenda a adquirir puede que no se ajuste a nuestro estilo o a nuestro presupuesto.

El precio de las prendas que usamos nunca debe sobrepasar el presupuesto que podemos invertir en nuestro vestuario, nadie va pensar ingenuamente que tenemos riqueza por el simple hecho de tener una prenda cara y nuestro estatus social no se eleva por ello, por el contrario podemos atraer una atención inapropiada.

Todas las personas acabamos siempre por reconocer el buen gusto, que va más asociado a la espontaneidad, la educación, un comportamiento impecable, el respeto, la cortesía y toca todos los ámbitos, más allá del vestuario.

Finalmente si haz caído en muchas tentaciones y tienes tu closet lleno de prendas que no utilizas, puedes recuperar parte del dinero al venderlas on-line, con el beneficio que al tener un closet frugal, podrás vestirte con prendas que realmente te gustan, tu autoestima mejora al reflejar la imagen personal que realmente quieres proyectar y tu ansiedad de comprar disminuirá al sentirte feliz contigo mismo.

artificial-photography-119298

El verdadero estilo no se puede comprar con dinero.  El estilo es algo sutil que se muestra en los pequeños detalles. No es la ropa que se usa, es la forma en que se actúa, se mueve y se habla”

Carolina Herrera

Si te interesa tener más información sobre éste y más temas, puedes suscribirte para recibir las últimas novedades.

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!

 

¡Mis gastos personales están fuera de control!

mike-petrucci-131817-unsplash

Post relacionado: https://wordpress.com/post/dailymoneytools.com/127

Si el resultado de la plantilla fue abrumador para ti, ¡no te preocupes! …..para la mayoría de nosotros también lo fue. La buena noticia es que ahora estás en control y puedes tomar decisiones.

Al revisar la plantilla, la lógica inicial indicaría que no se pueden hacer reducciones en los gastos necesarios, sin embargo, puede que la renta de los inmuebles en tu ciudad haya disminuido en las circunstancias actuales y puedas negociar tu contrato, tal vez mudarte a una mejor vivienda o en el caso de las hipotecas puede haber Bancos interesados en comprar tu deuda a una menor tasa.

En los gastos periódicos también se pueden lograr disminuciones, siempre podrás encontrar interesantes ofertas en los servicios de telefonía móvil, cable y algunos seguros, infórmate. En aquellos no necesarios determina realmente qué es importante para ti, ya que si hay un hobby, un deporte, ¡una verdadera pasión! puedes disfrutarlo siendo perspicaz en cómo utilizas el dinero.

Sin embargo, es fácil creer que simplemente al dividir nuestros gastos en vitales y no necesarios y tratar de disminuir éstos últimos está hecha la tarea. Sin embargo, nuestros gastos están relacionados con nuestro sistema de valores y creencias, determinan nuestro comportamiento y definen qué es valioso e importante para nosotros.

Vemos la realidad desde ésta perspectiva y tomamos de ella sólo lo que nos lleve a confirmar que tenemos la razón, es por ello que nuestra reflexión debe ser más profunda y descubrir cuáles de nuestras creencias y valores determinan nuestra conducta.

La necesidad de ser aceptados es una necesidad humana y en nuestra sociedad, altamente influenciada por los medios, el consumismo está asociado con un mayor estatus social, el problema está cuando lo que piensen los demás en muchas ocasiones es el eje central de la vida de muchas personas, es allí donde se pierde el equilibrio. Pasamos de la necesidad en el consumo al deseo que vincula emociones, por ello es tan difícil el desapego de ciertos comportamientos.

Para muchas personas el estatus social es especialmente importante, erróneamente entienden que el ser aceptados depende directamente de los bienes materiales que posean, el vestuario y las joyas que usan, el auto que manejan, el club que frecuentan, la escuela a la que asisten sus hijos, la dimensión de sus celebraciones.

Muchas de éstas personas manejan sus cuentas en rojo, con altos niveles de endeudamiento, generalmente sin mayores activos y que si bien es cierto tienen un alto ingreso, sus gastos los sobrepasaban. Es cuestión de tiempo, ya que al tener una calamidad, perder el trabajo, pasar por un divorcio o reducir inesperadamente sus ingresos, se declaran inevitablemente en quiebra.

Ahora bien, curiosamente aquellos realmente ricos, disfrutan más de las experiencias vividas que del tener bienes materiales, hablan más de la satisfacción del camino recorrido, del trabajo, de los momentos compartidos con su familia, amigos y colaboradores, que del “tener”, utilizan el dinero como medio para tener una vida plena y enriquecedora.

Photo by Ben White on Unsplash

Son personas felices consigo mismo y llenas de experiencia, lo cual proyectan e inevitablemente la ansiedad por ser aceptado disminuye, convirtiéndose en seres auténticos con un magnetismo innato que surge de una actitud natural altamente atrayente.

La reducción de los gastos es un proceso que toma tiempo y que en mi experiencia nunca termina, al manejar tu plantilla lo irás viendo de forma gradual y cada día encontrarás más formas creativas de lograrlo.

Siendo frugal descubrirás o redescubrirás actividades que realmente son esenciales para ti, y tu interés será disfrutar la experiencia y no el consumo, al cambiar tu forma de pensar acerca de lo que realmente vivir bien significa, encontrarás adicionalmente un sinnúmero de actividades, ideas y pasatiempos que no te generarán un mayor gasto y de ésta forma te encontrarás por ejemplo, siendo turista en tu propia ciudad, visitando un museo que no frecuentas desde tu niñez, invitando amigos a tu casa para cocinar juntos la cena o jugando con tus hijos en el parque de la esquina.  ¡Haz campo en tu vida a lo esencial!

Photo by Michal Janek on Unsplash

Al darnos cuenta que todas esas cosas que uno cree que necesita para ser aceptado no son en realidad importantes y que la vida se trata menos de qué tienes, más de quién eres y de las experiencias que compartes con los tuyos para tener una vida feliz y plena, habrás descubierto el camino para una vida frugal.

“Gastamos dinero que no tenemos, en cosas que no necesitamos, para impresionar a gente a la que no le importamos”

Will Smith

Si te interesa tener más información sobre éste y más temas, puedes suscribirte para recibir las últimas novedades.

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!

 

Un Plan Financiero Efectivo¿Por dónde empezar?

rawpixel-570908-unsplash

Me imagino que ésta es la pregunta que te estarás haciendo. Es cierto, mucho se habla de controlar los gastos, que estos deben ser menores que los ingresos, que debemos ahorrar para los imprevistos y los tiempos de crisis y hacer un presupuesto, pero, ¿cómo hacerlo?

Para empezar, ¿cómo podemos controlar los gastos si no sabemos cuánto ni en qué gastamos?

Para ello, es recomendable empezar por realizar ésta simple acción, recolectar diariamente todos los recibos de pagos y compras en el mes que arranca, teniendo en cuenta que no de todos los gastos diarios tenemos factura, por ello debemos tomar 5 minutos en el día para recapitularlos, por ejemplo, aquella colecta para el regalo del Jefe, tal vez una compra en el camino, un cigarro, un café, etc.  sencilla tarea que adicionalmente nos servirá para ejercitar la memoria.

Yo los coloco en un clip gigante en mi escritorio y utilizo pequeñas notas de color para todos aquellos sin factura.

Tú puedes utilizar los recursos que desees, una pequeña carpeta, una caja, un archivador, etc. Es importante colocarlos en un lugar de fácil acceso cuando llegas a casa y siempre visible.

Posteriormente, y aquí lo dejo a gusto y creatividad de cada uno, crea una plantilla en tu computadora donde especifiques los rubros globales donde ubicarás y sumaras esos gastos.

Establece un corto periodo en el cual vas a descargar estas facturas en tu plantilla, diario, semanal, quincenal, etc., yo lo hago cada tercer día, mi esposo lo hace cada quince días en un rato viendo la tele el fin de semana.

Al ir descargando las facturas te darás cuenta que puede que suprimas unos rubros que percibías como importantes y que no lo son y adiciones otros que pueden ser más representativos.  Establece una fórmula para que a medida que la vayas alimentando, totalice.

Los gastos dependen del estilo de vida personal, por ello las plantillas prediseñadas pueden servir como una guía, sin embargo, es mucho más efectivo una plantilla a la medida que nos permita una fácil comprensión y manejo.

Al finalizar el mes, puede que la plantilla arroje un resultado muy similar a lo que tu percibías eran tus gastos o tal vez te sorprendas.

Con el tiempo, confieso que ésta es una actividad que se ha vuelto inesperadamente divertida y satisfactoria para mí, disfruto sentirme en control, tomar decisiones más acertadas respecto a mi dinero y mucho más importante, un ejercicio tan sencillo ha cambiado totalmente mi percepción sobre el manejo del dinero y lo que “vivir bien” significa, al destinar mis recursos a lo que realmente es importante.

Si te interesa tener más información sobre éste y más temas, puedes suscribirte para recibir las últimas novedades.

rawpixel-com-192251

“El Dinero no toma las decisiones, ¡Tu lo haces!”

Dave Ramsey

Si te interesa tener más información sobre éste y más temas, puedes suscribirte para recibir las últimas novedades.

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!