Se necesita disciplina, no suerte.

Hace poco leí un artículo que decía “encuentra la disciplina por que la motivación va y viene”, ésta afirmación me llevó a recordar que todos mis logros han dependido directamente de mis hábitos, definitivamente es importante la motivación para emprender una acción, pero para llegar a cumplir nuestro objetivo se necesita disciplina.

Cuántas veces hemos tenido la motivación para empezar algo, el aprendizaje de un idioma, un deporte, una dieta y al poco tiempo desistimos, porque no teníamos el hábito.  El manejo del dinero no es la excepción, generar un mayor ingreso, ahorrar, invertir, ceñirse a un presupuesto, gastar lo justo, requieren de disciplina.

Implica asumir riesgos, tal vez crear un negocio para generar un mayor ingreso, aprender a invertir para generar riqueza, empezar a ver el dinero como lo que es, un recurso que puede obtenerse y multiplicarse.

Al organizarnos, planear y tener objetivos claros, podemos visualizar las metas financieras que queremos alcanzar, sentir en el presente la satisfacción de ir consiguiendo lo que nos hemos propuesto, persistir y trabajar duro para hacerlo realidad.

Debemos dejar de lado la emocionalidad consumista y ver el dinero de forma lógica. Si gran parte de nuestra vida se va en consumir, terminaremos con muchas cosas, no con dinero, por ello debemos crear los hábitos que nos permitan vivir por debajo de nuestras posibilidades, no por encima. En pocas palabras, vivir de forma frugal.

Lograr una vida cómoda y holgada, nada tiene que ver con la suerte, requiere disciplina.

carl-heyerdahl-181868

Si te perdiste estos post relacionados:

Un Plan Financiero Efectivo¿Por dónde empezar?

¡Mis gastos personales están fuera de control!

Empieza a Invertir ¡Ahora!

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.