¿Qué poder tiene el dinero?

marco-xu-587883-unsplash

Hace poco leí una entrevista hecha a un líder religioso y captó mi atención por que el tema que trataba era el dinero, un tema que para muchos, poco tiene que ver con la religión.

Sin embargo, él mencionaba que era una de las consultas más frecuentes en su comunidad y afirmaba, “es absurdo que alguien diga que el dinero no es importante, cuando yo veo a diario que hay personas que no duermen, entran en depresión o incluso llegan al suicidio a causa de la falta de éste”.

Sus palabras me impactaron, por que es innegable que una mala relación con el dinero marca nuestra vida; tanto si logramos tener dinero y no controlamos nuestro ego cayendo en la avaricia, como si por diferentes circunstancias carecemos del mismo ó lo tenemos pero lo malgastamos.

Es importante entonces cuestionar nuestra relación con el dinero, explorar cuales son esas creencias y emociones inconscientes que no nos permiten administrarlo con mayor conciencia y sanar nuestra relación con el mismo para poder convertirlo en lo que es: un recurso fundamental a gestionar que nos ayuda a tener una vida más plena.

Una buena reflexión.

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!

 

 

 

Anuncios

¿Por qué tener un buen ingreso no te hace rico?

freestocks-org-187367-unsplash

Si te la pasas pensando lo que podrías hacer si ganarás más dinero, crees que es la solución a todos tus problemas y la única forma de cumplir tus sueños, viajar, tener un mejor auto, una casa más grande, el celular de última generación, tal vez deberías leer esto.

Por diferentes circunstancias no estás viviendo la realidad y piensas que ganar más dinero significa gastar más dinero como fin para “tener una vida mejor”

Infortunamente pocas personas aprovechan las oportunidades que trae consigo el ganar un buen ingreso, como los son: una mayor capacidad de ahorro, la posibilidad de consolidar un patrimonio, constituir un fondo para imprevistos, asegurar un capital para nuestra vejez e invertir para generar un mayor ingreso y realmente crear riqueza.

Por el contrario muchas personas elevan su nivel de vida y recurren al endeudamiento para mantenerlo, y así como un buen ingreso nos da acceso a muchas oportunidades, también nos abre la puerta a niveles mayores de deuda que mal manejados, aunado a altos niveles de gasto e imprevistos como un despido, una calamidad de salud o un siniestro nos pueden llevar a una situación económica difícil o incluso a la quiebra.

Es por ello que hay personas con un alto nivel de ingresos que podríamos considerar pobres ya que su patrimonio es negativo y otros con modestos ingresos que podríamos considerar ricos. La generación de riqueza es más una cuestión de hábitos y mentalidad que del ingreso.

Si hoy disfrutas de un buen ingreso, sólo de tus decisiones dependerá que éste se convierta en un sinónimo de riqueza.

¿Y tú qué harías si ganarás un mayor ingreso?

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!

Mujer Multitarea

caju-gomes-500579-unsplash

Hoy en día las mujeres cumplimos muchos roles y en mi caso, crecí en un medio donde para salir adelante debía ser multitarea, siempre ocupada, autoexigente al extremo y perfeccionista, nivel que suponía lograr lo imposible, “la Omnipotencia”.

Como Mujeres, pretender ser todopoderosas solo nos lleva a vivir agobiadas por la ansiedad, el estrés y la fatiga crónica.  Sin embargo, con la madurez se va aprendiendo que debemos también ser frugales con nuestro recurso más importante: El Tiempo.

Es vital establecer prioridades, organizar eficientemente las actividades, rutinas y horarios, concentrarnos y dedicarnos a las tareas que son realmente importantes y aprender a decir que NO asertivamente.

Al tener nuestros objetivos bien definidos, el esfuerzo se enfoca hacia los proyectos vitales para nuestro desarrollo, dejando de lado aquellas actividades sin importancia que sólo acaparan el tiempo, dando paso a vivir el presente disfrutando tiempo de calidad con los nuestros y conectándonos plenamente con las experiencias.

Las Mujeres debemos permitirnos equivocarnos, fracasar, ser humanas, emprender nuevos proyectos, triunfar, amarnos, descansar, vivir lo que nos apasiona y ser felices.

Y si como yo eres Mamá, recuerda que una Mamá feliz cría hijos felices.

¡Feliz Día Guapas!

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!

+ Dinero = + Felicidad

mi-pham-223464-unsplash

El curso “Psicología y Buena Vida” de Laurie Santos, Profesora de la Universidad de Yale en New Haven, Estados Unidos, se ha convertido en la más popular en toda la historia de ésta prestigiosa Universidad.

Sus investigaciones han demostrado que la felicidad está directamente relacionada con “tener tiempo para estar con tus amigos y tu familia, disfrutar el momento, ser consciente y experimentar el mundo” señala.

La ironía es que hoy en día el dinero que ganamos por largas horas de trabajo, lo utilizamos para comprar más y más cosas materiales que luego no tenemos tiempo para disfrutar y nos engañamos con la satisfacción momentánea que nos dan éstos objetos.

En la misma línea de la Profesora Santos, Los también Profesores Elizabeth Dunn, de Sicología en la Universidad The British Columbia y Michael I. Norton, de Negocios en Harvard coautores del Libro “Happy Money” The science of smarter spending (Dinero Feliz: la ciencia del gasto más inteligente) van más allá y nos dicen cómo hacerlo;

  1. Comprando experiencias: Vivencias como vacaciones, viajes, conciertos, y comidas con familiares y amigos.
  2. Comprando Tiempo: Mudarse a una vivienda más cercana al trabajo para reducir los desplazamientos; comprar electrodomésticos que disminuyan el tiempo que pasamos en labores domésticas (lavadoras, secadoras, lavavajillas, robots de cocina); pagar por tareas que odiamos hacer o por servicios de entregas a domicilio cuando no disfrutamos haciendo éstos quehaceres o las compras habituales.
  3. Invirtiendo en los demás: Elegir gastar en otras personas, familiares, amigos o personas que requieran nuestra ayuda, proporciona un impulso de felicidad más grande que el que produce gastar en nosotros mismos.

La buena noticia es que el beneficio de comprar tiempo es para todos los bolsillos, ya que el estudio fue realizado con personas que tienen todo tipo de ingresos y que en mayor o menor medida pudieron permitírselo, dando como resultado que tener tiempo reduce el estrés, la ansiedad, el insomnio y aumenta la satisfacción personal, el bienestar y la felicidad.

¡El dinero SI nos puede comprar la felicidad!

+ Dinero = +Tiempo = + Felicidad

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!