¡Di SI a ésta compra compulsiva!

brendan-church-182747-unsplash

En alguna ocasión habrás escuchado decir “se necesita dinero para ganar dinero” y su significado varía ampliamente dependiendo de quién lo dice, si proviene de una persona promedio del común seguramente esta frase es utilizada para justificar un gasto irracional, pero si proviene de una persona rica es un mantra.

Tener un mayor ingreso no te llevará muy lejos si ese dinero se queda en tener una casa más grande y un automóvil caro para “sentirse” rico y muchas de éstas creencias y enseñanzas son infundadas por  vivencias previas de escasez que nos atan a una mentalidad de pobreza.  Los realmente ricos saben que para hacer crecer la riqueza, es importante hacer que nuestro dinero trabaje duro para nosotros, y no al revés.

Seguramente también habrás escuchado que para lograr la riqueza se necesita vivir por debajo de nuestras posibilidades, lo que a muchos les sonará como un cliché cansado.

Pero si eres de los que como yo define la opulencia como la capacidad de pasar tiempo con amigos y familiares, viajar, hacer el trabajo que amas, dejar de preocuparte por el dinero tal vez por lo que resta de tu vida y para ti la libertad financiera y la riqueza son la capacidad de tomar decisiones de vida que te hacen feliz, la frugalidad pone dinero en tu bolsillo para que puedas hacerlo.

Empezaremos a entender la sutil diferencia de lo que es un activo al darnos cuenta que nuestra casa o nuestro vehículo personal, no son realmente activos, ya que no ponen dinero en nuestros bolsillos y que seguramente serán más un pasivo que nos genera gasto.  Tal vez empecemos a ver que es mejor comprar fuentes de ingreso y alquilar fuentes de gasto.

Además de desterrar los temores de escasez, saber que cuentas con un importante respaldo que te protege te permite tomar decisiones desde la abundancia y en vez de pensar cómo gastar tu dinero, empezarás a pensar en “comprar compulsivamente fuentes de ingreso”.

A la larga estos activos pagarán y mantendrán holgadamente los pasivos que a futuro cuando ya tengas un patrimonio consolidado quieras tener: la casa, el auto, los viajes, los lujos y te permitirán disfrutar la vida que desde la abundancia hayas libremente elegido vivir.

“Sólo cuando baje la marea, sabremos quién estaba nadando desnudo”

Warren Buffet

 

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s