Aquellos malos momentos….

victoria-palacios-355597-unsplash

Para todos aquellos que por diferentes motivos hemos salido de nuestra zona de confort y nos encontramos en el “abismo” empezando nuevos proyectos, tal vez de las cosas más difíciles que tenemos que enfrentar son todas aquellas emociones y estados de ánimo como el dolor, la desesperanza, la impaciencia, la ansiedad, el miedo, la tristeza, la frustración; que nos llevan a sentirnos muchas veces incomprendidos y dudar de nuestras capacidades.

Sea por lo que sea que estés atravesando, un cambio inesperado, una crisis económica, una pérdida de empleo, frustración por un proyecto que no avanza al ritmo que desearías, un emprendimiento que aún no despega; debemos encontrar aquellos espacios de calma, callar el ruido mental y salir del entorno que ronronea alrededor del problema, reunirnos con personas positivas y sabias que nos apoyen y nos den ánimo para salir adelante, dar una caminata, practicar un deporte que nos guste, meditar o realizar una actividad que nos apasione, nos equilibre y nos permita visualizar las posibilidades.

Aunque en ese momento no lo podamos ver desde esa perspectiva, son ésta incomodas emociones las que nos permitirán crecer y superar el momento oscuro que precede la creatividad, es de éstas circunstancias de donde muchas veces salen aquellos instantes de genialidad para encontrar las soluciones y hacer surgir nuestra grandeza, sacar a relucir el coraje para enfrentar las adversidades y continuar adelante con la claridad y la convicción absoluta de lo que queremos lograr, descubriendo la tenacidad que tenemos para superar los obstáculos y obtener los resultados deseados sin claudicar.

Ahora que he elegido el camino de emprender, he descubierto que el éxito es de aquellos que se sobreponen a los múltiples fracasos, tienen paciencia, son agradecidos con los desarrollos y con profunda convicción ejecutan las acciones que sean necesarias para lograr sus objetivos, teniendo la certeza y la fe de que todo se va a dar, así aún no se les haya develado.

 

“Para que surja lo posible, es preciso intentar una y otra vez lo imposible”

Hermann Hesse

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s