Ser Frugal cuando tienes Hijos

Una pregunta que me han hecho frecuentemente es cómo se puede ser frugal cuando tienes hijos y esto lo entiendo perfectamente porque diariamente nos bombardean con publicidad que al igual que a nosotros los adultos nos hace creer que nuestros hijos serán seres incompletos o infelices sin los juguetes, muebles, accesorios, decoración, ropa y demás artilugios que ofrece el mercado.

Sin embargo, nuestra experiencia como padres sólo nos ha reafirmado que la elección de una vida frugal es coherente con nuestros valores, que es posible y además totalmente recomendable ya que lo que un niño realmente necesita es unos padres presentes en su crianza que logren como familia construir un vínculo fuerte que dure toda la vida ya que es el primer núcleo al cual generarán pertenencia.

Así mismo las prioridades en nuestro caso, es que nuestra hija cuente con una excelente educación, la mejor atención en salud, una alimentación rica, sana y balanceada, una vivienda confortable y segura y su día a día esté enfocado al aprendizaje a través del juego y la vivencia de experiencias en lugar de al consumo.

Debemos tener la tranquilidad que cuando decimos no a algo, nuestros hijos aprenden que el mundo no está hecho a su medida, que muchas veces en la vida tendremos que trabajar, esforzarnos o esperar por una gratificación porque el mundo no es de complacencias inmediatas y no siempre obtendremos todo lo que queremos, enseñándoles el valor que tienen las cosas, el manejo de la frustración y a ser resilientes.

Inculcando éstos valores, estamos también formando mejores seres humanos para el mundo cuando aprenden a ver a las personas por lo que son y no por lo que tienen, a ser agradecidos, sentir sensibilidad por el dolor y ser generosos con su prójimo,  a priorizar la calidad sobre la cantidad en sus elecciones, hacer un consumo responsable y sostenible, a cuidar sus finanzas y considerar el medio ambiente, logrando así una vida productiva, provechosa, simple y práctica al utilizar su tiempo y dinero en lo que realmente es esencial para ser felices.

Para lograr esto nuestra mejor estrategia siempre será el ejemplo, si hemos decidido ser frugales por elección, debemos ser coherentes entre lo que pensamos, decimos y hacemos porque el 90% de lo que nuestros hijos aprenden es lo que ven y luego imitarán y cuando les llegue la edad en la cual la presión de grupo sea más fuerte y estén más expuestos a la publicidad, tendrán mejores herramientas para tomar sus decisiones y aprenderán más fácilmente de sus errores.

Sin lugar a dudas ser padres puede ser desafiante y al mismo tiempo lo más gratificante de nuestra vida,  por ello es nuestra responsabilidad no permitir que nuestros hijos confundan el “ser” con el “tener” y traten de buscar en los objetos su felicidad.

Aprovechemos el presente para disfrutar cada momento de la vida de nuestros hijos, enseñarles que divertirse y sentirse bien tiene poco que ver con la adquisición de artículos.  El tiempo pasa en un abrir y cerrar de ojos, en unos cuantos años serán adultos con agenda propia y nuestro papel de padres pasará a ser menos educativo y mas de apoyo y escucha siempre que nos necesiten.

senjuti-kundu-349426-unsplash

“Los caminos pueden ser guías, pero no senderos trazados”

Lao Tse

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s