Reivindicando el Día de San Valentín

chad-madden-171327-unsplash

Pasando por todas las opiniones negativas que tiene su celebración de ser un día cursi, romanticon, incoherente y de que sólo se celebra con fines consumistas, hasta llegar al punto de ser prohibido en algunos países porque lo consideran un ataque a su cultura.

Lo cierto es que así muchos de sus mayores detractores afirmen que si amamos a alguien deberíamos demostrárselo  a diario, lo que seguramente hacemos a través del cuidado por esas personas, el trato cariñoso y los pequeños detalles, el romanticismo que todos quisiéramos que nos aflorara por los poros, poco asoma.

Siendo honestos, entre el trabajo, nuestros quehaceres diarios, las rutinas y los que somos padres con la crianza de los hijos pequeños, aunque quisiéramos tener la energía y el ánimo de celebrar a nuestro Valentín a diario, la realidad es que no lo hacemos, por lo cual una fecha considerada especial por muchos y aunque para otros no lo sea, a algunos nos recuerda a nuestro ser amado especial y nos invita a festejar por tenerlo en nuestra vida, a acercarnos y a unirnos.

Así mismo cada uno de nosotros es libre de celebrar o no y darle la connotación que desee sin la presión de tener que gastar ni la obligación de quedar bien con algo que no sentimos. Por el contrario, si ésta fecha cobra sentido y nos nace agradecer, celebrar, agasajar  y compartir buenos momentos con nuestro Valentín, ¡Adelante!, pues cualquier fecha es buena si de expresar amor se refiere.

Tiene algo que me gusta.  Eso es evidente, pero ¿Qué es?

Mario Benedetti

 

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!

Photos by Roman Kraft  and Chad Madden on Unsplash

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.