Volver a lo Simple

jeffrey-wegrzyn-111632-unsplash

El día de ayer tomé un yogurt natural, algo que no tendría nada de particular sino fuera porque casi había olvidado el sabor de un yogurt de verdad, donde me explicaban que para su elaboración trabajaron en equipo con el lechero asegurándose que el ganado recibiera una alimentación variada que le imprime un sabor especial a la leche aportándole calidad y mayor profundidad al sabor, a diferencia de los edulcorados que hoy encontramos en el supermercado,  notándose la dedicación y la pasión que éstos artesanos ponen en  su preparación, sin olvidar que además a través de éste proceso las bacterias y fermentos lácticos permanecen vivos equilibrando nuestra flora intestinal y estimulando nuestro sistema inmunitario.

Sin embargo, hoy los productos ultra procesados que consumimos han modificado nuestro paladar alejándonos por completo de lo natural y saludable a través de un alto contenido de azúcar, sodio, colorantes y preservantes, generando adicción a través del gusto por éstos sabores y sin desconocer que vivir en una sociedad de consumo tiene muchas ventajas, ésta experiencia me hizo reflexionar que cada día nos desconectamos más de lo simple en nuestras vidas.

La disponibilidad permanente de todo nos hace vivir en la ilusión de que tenemos la capacidad de comprar todo lo que queramos y en el afán de gratificación inmediata, no importa de dónde vengan las cosas, siempre y cuando vengan y nos dé el alivio momentáneo asociado con cada compra compulsiva.

Por ello cuan valioso sería recuperar en nuestra vida lo esencial a través de lo simple y realmente significativo como una buena comida casera, una charla con amigos, un juego con nuestros hijos, un paseo por la naturaleza o disfrutar el techo sobre nuestras cabezas, lo cual poco agradecemos y estamos dando por sentado.

Así como  con el pasar del tiempo el yogurt se convirtió en algo superficial y enmarañado, los seres humanos hicimos nuestras vidas cada vez más complejas, perdiendo el contacto con quienes realmente somos y lo que realmente necesitamos y aunque distanciarse de los patrones sociales no siempre es fácil, es revitalizante empezar a vivir la vida en nuestro propios términos haciendo que volver a lo simple, llenando nuestra vida de maravillosas experiencias en lugar de cosas superfluas, hagan que nuestro paso por el mundo sea verdaderamente feliz y placentero.

“La complejidad es tu enemigo, cualquier tonto puede hacer algo complicado, lo difícil es mantener las cosas simples”

Richard Branson

 

Si te gustó éste post, dale clic en me gusta y ¡compártelo!

Photos by Alora Griffiths and Jeffrey Wegrzyn on Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.