¿Tiene Sentido Cotizar para una Pensión?

kristina-paparo-wIG62PN1HbM-unsplash

Esta es una interesante pregunta que muchos nos hemos planteado y no es para menos, pues cuando hablamos de los sistemas pensionales en nuestros países claramente nos adentramos en el mundo de lo desconocido donde ronda la incertidumbre y nuestra futura edad de jubilación y el ingreso que recibiremos son una incógnita pues nos vemos avocados de por medio a las reformas; lo que adicionalmente le ha hecho a muchos poner en duda si realmente alcanzarán algún día a obtenerla, si el dinero que aportan lo podrán ver nuevamente y ha llevado a muchos otros incluso a contemplar lo que pudiera ser una mejor opción o a abandonar por completo su ahorro pensional.

Lo que es un hecho es que la mayoría de nosotros, incluso los más jóvenes y que les es imposible aún verlo, llegaremos a la tercera edad y deberemos vivir con las consecuencias de las decisiones que tomemos hoy, lo que en la práctica y contrariamente a lo que se piensa, hace de la pensión una determinación de la juventud y no de la vejez y debería no menos que ser uno de los objetivos financieros más importantes de la vida, incluso por encima del que muchos consideran como el más importante, la adquisición de una vivienda. ¿Por qué?

La jubilación es una etapa más de la vida dentro de un futuro en el cual no tenemos certeza si disfrutaremos de salud física, mental y emocional, si estaremos en capacidad de trabajar o conseguir que nos contraten, ganar lo suficiente para cubrir nuestras necesidades básicas ó tener familiares que nos soporten económicamente.

Con lo cual y pese a que creamos que es un problema que aún no nos compete y deben resolver terceros fuera, en realidad a nosotros mismos es a los únicos que nos atañe, ya que a futuro a nadie le importara si tenemos dinero suficiente para la renta, acudir a un médico o pagar por nuestros alimentos, por lo cual lo mejor que podemos hacer es actuar sabiamente para no dejar cabos sueltos y poder disfrutar de una jubilación plena.

En adición, hoy  sabemos que innumerables empleos formales que hoy conocemos tienden a desaparecer y en su lugar las personas pasan a ser autónomas, con lo cual en muchos países donde el aporte pensional lo realizaban las empresas empleadoras pasan a ser ahora responsabilidad de cada persona, forzando así a que cada quien quieralo o no se haga cargo de su propio futuro lo que sin duda es algo nuevo.

Por otra parte, inmigrantes que apostaron por un futuro mejor en países desarrollados hoy se enfrentan a la amenaza de perder sus beneficios ante recias políticas migratorias que en casos extremos los han dejado sin posibilidades de obtener una pensión en su país de acogida y mucho menos en su país de origen, paleando un inminente riesgo de caer en la pobreza cuando ya no estén en capacidad de trabajar.

De igual manera conocemos casos de personas que trabajaron por recibir una renta futura y hoy lo han perdido todo producto de burbujas inmobiliarias, crisis en los mercados financieros o debido a que sus compañías se quedaron atrás y no fueron capaces de cambiar sus formas de trabajo, captar nuevos clientes y hacer frente a los nacientes negocios disruptivos.

Ahora bien, sin desconocer la importancia que tiene diversificar en depósitos, acciones, fondos de inversión, opciones de emprendimiento o en activos inmobiliarios entre muchas otras, ingresos que de obtenerse sin duda nos ayudarán  a mejorar nuestra mesada o aliviar en parte la precariedad de una pensión insuficiente; soy de las que aún  sigo apostando por una pensión, ya que en mi tercera edad quiero seguir siendo activa laboralmente no por obligación sino porque así sea mi deseo, conservando mi independencia económica sin depender de si un familiar está en capacidad de sostenerme, si un negocio sigue a flote y me genera lo necesario para vivir, si el mercado sube o baja, si los intereses son suficientes o si un inmueble puede o no ser rentado y por el monto esperado.

Por lo cual independientemente de la alternativa informada pública o privada que cada uno de nosotros decida tomar para obtenerla, una pensión es por el momento lo que aún más se acerca  a asegurarnos en un futuro el pago fijo periódico de un ingreso que dependiendo de las cotizaciones que hayamos realizado durante nuestro ciclo laboral, nos permita cubrir nuestras necesidades durante nuestro retiro para realmente poder disfrutar en ésta etapa de una vida tranquila y plena.

“Envejecer es como escalar una gran montaña: Mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre y la vista más amplia y serena”

Ingmar Bergman

 

Photos by BBH Singapore and Kristina Paparo on Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.