El Nuevo Curriculum Vitae

felicia-buitenwerf-5yn5rGI5IUw-unsplash

No soy una nativa digital, con lo cual el Curriculum Vitae impreso fue mi carta de presentación para acceder a una entrevista de trabajo. Desde entonces, todo ha cambiado y quién esté en búsqueda de un empleo hoy, no solo enfrenta un mercado laboral complejo, sino el reto de diferenciarse en él. Toda vez que las empresas están dando mayor importancia a la contratación basada en competencias, que en títulos, y encuentran relevancia a la actividad de las redes sociales de sus candidatos, lo que me hizo preguntarme, ¿cómo debe ser entonces un nuevo Curriculum Vitae?

En mi generación, encajar en lo estereotipos sociales, tener ciertas habilidades, formación y experiencia laboral, sin duda abonaba el terreno; empero, con toda certeza, los predictores de éxito hoy, son diferentes, y creo que parten más del profundo autoconocimiento, que le permitirá a una persona mostrar su individualidad y destacar aquellas particularidades que los hacen únicos, al tener el coraje de ser diferentes. De no haber diferencias,  se verán avocados a que el único criterio de selección será el precio.

Así, al enfrentarnos a las dificultades por obtener un puesto de trabajo o tal vez lograr ser promovidos, en vez de quejarnos por la situación, hay en su lugar que mirar dentro. Por lo cual vale la pena hacer esta reflexión, ¿Sabemos quiénes somos, qué nos gusta, en qué somos realmente buenos y lo mostramos a los demás de forma humana, creíble y auténtica?

O en su lugar, obtuvimos uno o varios títulos y dejamos a un lado la disposición permanente de aprender porque creemos que ya lo sabemos todo o peor aún, nos autodenominamos expertos en algo, pero a través de esta pericia no aportamos ningún valor a los demás, con lo cual nadie nos percibe como tal.

Por otro lado, nuestras redes sociales, ¿Tienen coherencia con quiénes somos y están alineadas con nuestros objetivos?; el perfil y las fotografías en ellas, reflejan una persona a la cual los demás les gustaría conocer, con la cual querrían compartir, la cual podrían llevar a su casa, de la cual quisieran aprender, podrían admirar, tal vez seguir o a la cual quisieran contratar y con la cual les gustaría llegar a trabajar.

O por el contrario, nos mostramos superficiales, egocéntricos, arrogantes, negativos, resentidos, quejumbrosos, envidiosos, impositivos con nuestras creencias o agresivos e irrespetuosos con nuestras opiniones.  Solo de nuestras decisiones en el presente, depende si lo que publicamos en las redes sociales, juega a nuestro favor y no en contra en nuestro futuro.

Al abordar todos estos frentes, e independientemente de si nuestra intención es lograr el empleo de nuestros sueños, ser promovidos, emprender o lograr un mejor posicionamiento para nuestro negocio, encuentro increíblemente enriquecedor asumir este reto y embarcarnos en este proceso de introspección personal, en el cual construyamos nuestra propuesta de valor para los demás, definamos cómo queremos ser percibidos, descubramos que es aquello diferente que tenemos y que no tienen los demás y tengamos claro porqué alguien nos elegiría para trabajar. Así, de esta manera, con el tiempo, más allá de un simple Curriculum Vitae, imprimiremos nuestra huella en todo lo que hagamos, lo que hoy muchos denominan como nuestra marca personal.

“Tu marca personal es lo que los demás dicen de ti cuando tú no estás delante”
Jeff Bezos, CEO de Amazon

Photos by Austin Distel  and Felicia Buitenwerf on Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.