RECONCILIÁNDOME CON MÍ TRABAJO

christina-wocintechchat-com-6v1a_pctego-unsplash.jpg

Escalar la pirámide corporativa fue durante muchos años mi objetivo y llegué a cargos de gerencia media con bastante rapidez, pero, alcanzar la alta gerencia se convirtió con el tiempo en un propósito lejano, ya que los cargos eran pocos y las posibilidades de una vacante mínimas.

Entretanto, en mi vida a través de la experiencia de haber podido disfrutar de un año sabático y haber recibido a mi regreso el diagnóstico de una enfermedad como el lupus, muchas cosas habían cambiado y yo misma había cambiado, con lo cual el recurso más valioso en mi vida empezó a ser el tiempo y la libertad para decidir qué hacer con este, paso a ser mi prioridad.

Así, para gozar de esta libertad y decidir qué hacer con mi tiempo, tenía claro que debía trabajar unos años más como empleada. Así mismo, con esta premisa sabía que un estilo de vida que generara un gasto excesivo, aumentaría por consecuencia los años que estaría obligada a trabajar.

Esta certeza, me dio la tranquilidad para trabajar más a gusto, y comprender que mis más profundos anhelos poco se relacionaban con los ascensos y con el dinero como un objetivo per sé, lo que me hizo ver mi trabajo desde una nueva perspectiva. De esta manera, aunque aún este distaba mucho de ser una pasión, empecé agradecer por el salario privilegiado que tenía, ya que era el medio que me permitía cumplir con mis propósitos personales.

Así, sin el peso de las expectativas de años atrás, desaparecieron las quejas y las frustraciones, y en su lugar empecé a disfrutar nuevamente de lo que me gustaba de mi trabajo desde un total gozo y todas aquellas cosas que tal vez no me gustaban tanto, las realizaba desde la aceptación, entendiendo que eso era lo que se requería de mí en el momento.

Fue así como desde esta aceptación, que todo empezó a fluir de otra manera, los problemas se resolvían fácilmente y los resultados se daban con un menor esfuerzo, en un ambiente más positivo que atraía las personas y situaciones correctas a mi vida. En lo que a priori podría parecer que las circunstancias cambiaron a mi favor, pude corroborar que fui yo la que cambió.

Me esperaba aún un nuevo cambio en mi vida…

“En la vida tienes que ser realista, así que prepárate para los milagros”

Osho

Photo by Christina @ wocintechchat.com on Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.