EL UNIVERSO CONFABULA

IMG_3435

Al asumir mi vida tal y como era, disminuyeron las quejas y empecé a disfrutar cada día con más tranquilidad; aprendiendo a diferenciar las circunstancias sobre las cuales podía intervenir para solucionar, de aquellas que no dependían de mí y las cuales simplemente debía aceptar para evolucionar.

Fue bajo este estado de calma, que uno de los mayores cambios en mi vida ocurrió, mi esposo recibió la noticia de que iba a ser expatriado y poco antes de finalizar ese año, en un mes de diciembre como este, en cuestión de días debí renunciar y negociar mi retiro con mi empleador, empacar todas nuestras pertenencias y viajar con mi hija pequeña rumbo a conocer nuestro nuevo país de residencia.

Un país del cual pese a estar ubicado en mi región, poco conocía pero, con el cual sentí una conexión inmediata. País que no obstante a las similitudes culturales con mi país natal, en muchos aspectos me obligó a cuestionar mis creencias, abandonar todo lo conocido y adoptar un nuevo estilo de vida, asumiendo una función diferente. El cambio que por tantos años había anhelado, abruptamente se había dado y daba paso a nueva vida.

Tras el caos de meses que generó trasladarme a mi nuevo país de residencia y la adaptación al lugar, también llegó la ilusión y la aventura de lo nuevo. Así en cuanto pude organizarme en mi nueva casa, mi esposo ya se encontraba de lleno trabajando y mi hija inició por primera vez su etapa escolar; pude entonces contar con el tiempo que en mis años como empleada tanto había deseado y que ahora por consecuencia, me daba la oportunidad de decidir qué hacer durante estas horas del día.

Decisión que a priori puede parecer fácil pero, en la práctica no lo es, pues durante dos décadas de mi vida nunca dispuse de este tiempo y el cambio ocurrió tan rápido que no pude pensar en ello. Fue entonces, que en una conversación casual con una persona conocida, esta me sugirió que si no sabía qué hacer, emprendiera la acción en todo aquello que despertara en mí, interés, ¡brillante consejo!

Así, con la consciencia de que esta vez no tenía impedimentos, ni nada que perder, emprendí la acción decidida en varias actividades, que me permitieron ir enfrentando los miedos que en el pasado se manifestaban a través de las excusas y en esta ocasión, ya sin ningún pretexto de por medio, posibilitó la derrota de la dilación, para ¡por fin! poner en marcha múltiples proyectos.

“La vida es una preparación para el futuro y la mejor preparación para el futuro, es vivir como si no hubiera ninguno”

Albert Einstein

Photo by Dewang Gupta on Unsplash

Anuncios

Un comentario en “EL UNIVERSO CONFABULA

  1. Pingback: EL UNIVERSO CONFABULA — Daily Money Tools -

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.