UNA MARCA PERSONAL

alexis-brown--Xv7k95vOFA-unsplash

Por muchas circunstancias, desde pequeña he vivido entre diferentes ciudades, con lo cual los reencuentros han sido una constante, y siempre me han llamado la atención por la manera en que somos recordados.

Así, en los reencuentros, en su mayoría casuales, con personas que estuvieron presentes en alguna etapa de mi pasado, muchas manifestaban porqué me recordaban, algo que hice o dije en ese momento, eventos que incluso ya yo había olvidado pero, para aquella persona era tan vívido el recuerdo, que me deleitaba escucharlo y me impactaba.

Recuerdos en los cuales empecé a notar un común denominador, algo que dije, una conversación que tuvimos, y que de alguna manera los había conmovido de tal manera, que el recuerdo seguía presente en su cerebro.

Ahora comprendo, que en esos momentos fui yo misma y conecté a un nivel más profundo con esas personas, a tal punto que aún años más tarde y pese a la lejanía, aún lo recordaban. De esta manera, cuando entre muchas actividades que emprendí, la escritura permaneció, entendí que era porque a través de ella hago lo mismo, ser yo misma, permitiendo ese mismo sentido de conexión profunda con los demás.

Así, a través de la escritura, expreso mi unicidad, aquello que me hace ser quien soy y marca la diferencia, en tal medida, que pude comprender que el miedo que sentía a exponerme, a expresar mis ideas y a las críticas, no tenía tanto peso como yo creía. Porque si bien es cierto, mi estilo personal, nunca será del gusto de todos, si es a la larga lo que conecta y cautiva a mis más fieles lectores.

De esta manera, aunque mi parte racional me dijera que no iba a tener ningún impacto, pues lo que iba a hacer a través de mi blogs y mi libro no era nada novedoso y con certeza muy pocas cosas hoy en día, son tan genuinamente innovadoras que pueden transformar el mundo. También es cierto que lo que a diario nos hipnotiza de los demás e incluso de personas comunes que seguimos a través de las redes, es su autenticidad, sus singularidades, las emociones que nos generan y el sello personal que imprimen en lo que hacen.

Con esta comprensión, hoy cada vez que mi miedo me asalta, que dicho sea de paso, es todo el tiempo; me digo a mí misma: que aunque todo se ha pensado, no lo he ideado yo; que aunque todo se ha dicho, no ha sido a través de mi voz, que aunque todo se ha escrito, no ha sido con mi estilo y que aunque todo está hecho, no ha sido a mi manera.

Ahora todo se resume a una decisión, ¡Lo Intento!

“Sin huella emocional, no hay personal branding. Déjate ver tal como eres”
Guillem Recolons

Photo by Dylan Ferreira on Unsplash by Alexis Brown on Unsplash

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.