CREAR ES SUPERARSE A UNO MISMO

doran-erickson-gdAuwo-qj5k-unsplash

Cuando emprendes un proyecto crees que tus principales obstáculos provendrán de la falta de recursos, de que te falta el conocimiento o la tecnología que utilizas no es la adecuada. Empero, el mayor obstáculo para mí fue el miedo, que es un compañero de viaje que no te abandona nunca, solo se transforma y se presenta de una nueva forma en cada nueva etapa.

Miedo al error, a exponerme, a la crítica, a vender e incluso a cobrar por mi trabajo, que en mí se manifiesta de muchas maneras a través principalmente del perfeccionismo, la dilación a empezar y la búsqueda de validación externa.

Así, convivo con ellos y la única manera de superarlos, es a través de lo que se podría juzgar como pequeñas acciones pero, cargadas de tanta intencionalidad, que diluyen la dilación al poner mi atención en el proceso y no en el resultado, y con los avances que me permiten alcanzar veo que el miedo que siento, no es real y solo está en mi cabeza, ganando confianza, al vivir un día a la vez.

De esta manera, con la acción llegan también los errores, que luego entiendes, son parte inherente del proceso de emprender pero, al asumirlos y aprender de ellos como parte normal del proceso, me permiten escapar del perfeccionismo que me paraliza para cumplir mis sueños, logrando resultados tangibles, sin caer en la trampa de desperdiciar mi energía en objetivos inalcanzables.

En adición, hoy sé que no alcanzaré ningún sueño sin exponerme, con lo cual  a la par de los reconocimientos, llegan también las críticas, los sarcasmos y las burlas. Críticas, que muchas veces sirven para mejorar pero también, en muchos casos, hablan más de la persona que las emite y de cómo interpreta el mundo, que de mí misma.

Con ello, la clave ha sido poner foco en mi trabajo, hacer lo que se siente bien en mi corazón, sabiendo que mi propósito es superior, con lo cual también he aprendido a asumir las críticas en su justa medida, sin que estas me detengan pues, a la larga no actuar para cumplir mis sueños es como ser un muerto en vida, viviendo con la frustración de no hacerlo y pensando todo el tiempo, ¿Qué hubiera pasado?….si lo hubiera hecho.

Superado todo esto, llegó un momento en que para hacer viable mi proyecto, debí cobrar por mi trabajo y aquí me enfrenté de nuevo al miedo, ¿Debo cobrar? ¿Cuánto cobro? ¿Alguien estará dispuesto a pagar? Miles de dudas que sacaron a la luz una creencia inconsciente de no merecimiento.

Creencia que pude acallar con el primer pago que recibí por mi trabajo. Con ello, no solo comprobé que mi trabajo es viable, sino algo más importante, que al ser capaz de generar valor a los demás,  están dispuestos a pagar. Comprendiendo que generar valor, es el propósito real en el que a diario debo concentrarme.

Así, aunque los miedos son y seguirán siendo un amigo fiel, hoy sé que, al crear a pesar de sentirlos, me hace superarme a mí misma, cumpliendo así, un propósito esencial de vida.

“El momento que da más miedo, es justo antes de empezar”
Stephen King

Photos by Matheus Ferrero oand Doran Erickson on Unsplash

Un comentario en “CREAR ES SUPERARSE A UNO MISMO

  1. Pingback: CREAR ES SUPERARSE A UNO MISMO — Daily Money Tools -

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.