Protege Tu Ingreso

Ante una situación que nos tomó por sorpresa, imponiendo grandes desafíos en nuestra vida, sin lugar a dudas preservar nuestro ingreso es una prioridad y puede convertirse para muchos, en una preocupación.

Empero, ya no es tiempo de remordimientos o culpas de lo que debimos haber hecho para prepararnos y es tiempo de empezar a actuar y con ello, cuidar nuestra salud física, mental y emocional es el primer paso, ya que nuestro principal activo, somos nosotros mismos. Todo lo demás son falsas seguridades.

Con lo cual, ante la abrumadora cantidad de información, lo primero que debemos tener claro es ¿Qué es en realidad estar informado?, cortando de tajo con el bombardeo de noticias que no son relevantes, importantes o su fuente no es confiable, evitando sobrecargarnos con negatividad que aniquile nuestra creatividad para encontrar soluciones.

Aislarnos de esta carga de información, nos ayuda a tener perspectiva, diferenciando lo que está dentro de nuestro ámbito de control, de aquello que no. Eliminando la sensación de impotencia, ya que así la solución no esté en nuestras manos, si podemos tomar las decisiones y emprender las acciones, que contribuyan con el bienestar de nuestro entorno cercano.

Permitiendo así, situarnos en el presente y ser conscientes, si la preocupación que tenemos, es producida por un hecho que ya ocurrió o por el contrario es generada por una visión catastrófica de un futuro que no es real y que tal vez nunca llegue a serlo. Distinción de suma importancia para no sobredimensionar los problemas y desestimar nuestra capacidad y recursos para afrontarlos.

Perspectiva, con la cual podremos tomar decisiones más acertadas para la realidad que estamos viviendo. Así, si ya perdimos nuestro ingreso y no contamos con ahorros o un fondo de emergencia; debemos hacer líquidos los activos que tengamos, negociar con nuestros acreedores, acogernos a todas las ayudas estatales y privadas que tengamos disponibles y hacer acuerdos de pago realistas para los próximos meses.

Acciones que además podrán involucrar pedir ayuda a familiares o amigos y deberán estar acompañadas de los recortes que sean necesarios, para sobrevivir los próximos meses, mientras podemos estabilizar de nuevo nuestra situación. (El Ebook que encuentras a continuación, te será de ayuda, como primer paso para iniciar esta tarea).

Descarga Ebook GRATIS Aquí 👇
https://mailchi.mp/2b2e74db7ca5/ebookgratis-dailymoneytools?fbclid=IwAR2FCZFW0a9d4dmvvLmV930uJyKPA7kgGb0NVmbiumVbRGejM4llsuezYUk

Es obvio, que debes concentrar ahora tus esfuerzos en encontrar una fuente de ingresos pero, ten en cuenta que muchas personas tendrán el mismo objetivo, con lo cual deberás pensar en formas creativas de hacerlo, que tal vez involucren ofrecer tu trabajo, tu experiencia o tu conocimiento sin paga, durante un tiempo.

Sé que cuando hay necesidad de un ingreso, esto puede ser duro en un principio pero, tal vez puede resultar una forma efectiva para darte a conocer, validar tu área de experiencia y marcar la diferencia. En tiempos difíciles, pocos se negarán a recibir una ayuda.

Si tu ingreso ha sido disminuido y temes que la situación empeore, actúa proactivamente. Recuerda que esto no es una lucha entre empleador y empleados; esta es una situación global, en la cual todos estamos siendo afectados y la mayor parte de las personas y las empresas están luchando por su sostenibilidad.

Si eres empleado, ofrece tu ayuda, tal vez tu conocimiento y experiencia pueda ser importante en este momento, para garantizar que tu empleador pueda superar con éxito estas circunstancias. Es momento de ser solidarios.

Si eres tu el empresario en riesgo de desaparecer en esta crisis, lo mejor es mantener una conversación honesta y abierta con tus colaboradores, donde ellos puedan conocer cuál es la situación real y puedan surgir acuerdos, para suspender el pago de algunos beneficios temporalmente, que permitan sacar adelante la compañía y preservar los empleos.

Finalmente, Si la situación es grave y tienes certeza que a corto plazo tu ingreso desaparecerá, recuerda que en las crisis, no todos los sectores se encuentran atravesando un mal momento, de hecho, muchos ven incrementada su demanda, con lo cual analiza si desde tu rol, puedes reinventarte, ser atractivo y aportar valor, encontrando nuevas oportunidades para superar esta crisis.


“Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”
Viktor Frankl

Photos by Kelly Sikkema and AbsolutVision on Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.