CONTROLAR LOS GASTOS EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

A todos nos ha pasado, que hemos tenido cierto grado de dificultad para conseguir algunos productos de primera necesidad en nuestros mercados, farmacias y tiendas, muchos de los cuales no se deben a una escasez real, sino a la reacción impulsiva de personas, que presas del pánico, han querido sobreabastecerse de los mismos.

Impulsividad que nos puede llevar a empeorar nuestra situación, cuando empezamos a gastar por encima de nuestras posibilidades, nos endeudamos para comprar o estamos gastando todo el dinero sin dar opción a tener un ahorro de emergencia.

En estos momentos de crisis, sin duda, se pone a prueba nuestro manejo de emociones, donde es importante tener espacios de reflexión, para mantener la calma, sin caer presas del temor que nos lleva a actuar de forma irracional.

Así, identifiquemos nuestras preocupaciones pero, concentrémonos en las soluciones, cuestionando si lo que compramos, lo necesitamos, evitando el derroche y creando oportunidades de mejora para proteger nuestra situación financiera presente y futura.

Empezando por redefinir nuestras prioridades, así es como, si antes los gastos no prioritarios, formaban parte de nuestro presupuesto, hoy en día debemos asegurar el cubrimiento de aquellos vitales.

La renta o hipoteca, para garantizar una vivienda para nuestra familia; el pago de servicios por la mayor permanencia en el hogar, donde contar con una buena capacidad de internet se hace necesario para trabajar o estudiar en casa y la inversión en alimentos saludables que fortalezcan nuestro sistema inmune, no se puede pasar por alto.

Con ello, ante la amenaza de recesión global, en realidad nadie sabe el impacto que podemos tener directa o indirectamente en los próximos meses, con lo cual debemos apelar a nuestra cordura, siendo racionales con nuestros gastos, aún cuando sintamos que la pandemia no nos ha afectado.

Así es que, postergar compras que pueden ser prescindibles para no malgastar y en su lugar ahorrar, no es solo una buena decisión, sino que se hace necesario para poder afrontar cualquier eventualidad que se presente.

Disminuir nuestra ansiedad por la incertidumbre que vivimos, pasa entonces por asumir nuestra responsabilidad, tomar decisiones coherentes con nuestra realidad y actuar de forma racional.

Descarga Ebook GRATIS🎁 para empezar a controlar tu gasto aquí 👇🏻

https://mailchi.mp/2b2e74db7ca5/ebookgratis-dailymoneytools?fbclid=IwAR2FCZFW0a9d4dmvvLmV930uJyKPA7kgGb0NVmbiumVbRGejM4llsuezYUk

Photos by Steve Buissinne from Pixabay and Ava Sol on Unsplash. 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.