Si nadie hace nada…

En mi vida  he dejado de hacer muchas cosas porque pensaba que no iba a tener impacto pero, justo esta semana me encontraba reciclando y esta es una de esas acciones en donde me es inevitable pensar que, mi esfuerzo se pierde porque no hay obligatoriedad de hacerlo en el lugar y tal vez pertenezco a un pequeño porcentaje de personas que lo hacemos.

Entonces, reflexioné sobre esto, ¿Qué pasaría en el mundo si nadie hiciera nada, porque creyera que su acción no importaba? Si nadie tratara de disminuir su impacto ambiental, si una persona no hubiera luchado por una noble causa, si una madre o un padre creyera que criar a su hijo no tendría importancia, si un escritor no hubiera escrito su libro, si un empresario no hubiera luchado por su idea, si un artista no hubiera realizado su obra, si alguien no hubiera pasado su vida sirviendo a los demás y así la lista podría continuar. En qué sombrío mundo viviríamos entonces.

Por ello, cuando nos asalte la duda de si lo que vamos a hacer tendrá algún impacto, es útil recordar que seamos conscientes de ello o no, todas nuestras decisiones y acciones tienen a la larga un efecto en nuestra vida y en la de los demás porque incluso, no tomar una decisión, es también una decisión.

En este mismo sentido, si bien es cierto que no servimos para todo, todos si servimos para algo y aunque no todos vinimos a cambiar al mundo, si tenemos el poder de cambiar nuestro propio mundo y el mundo de alguien más.

“La mayoría de las cosas importantes en el mundo han sido logradas por personas que lo han seguido intentando, cuando parecía que no había ninguna esperanza”

Dale Carnegie

Photo by Brian Yurasits on Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.