#5 Consejos para lograr balance en tu vida

Por momentos lograr el equilibrio entre,  nuestra vida personal, familiar y laboral nos parece una utopía,  y sentimos en ocasiones que, para obtener resultados en una cosa, tenemos que sacrificar otra, lo que da cabida a los arrepentimientos y la culpa.

Momentos en los cuales es útil recordar que una buena vida depende del balance en todos los aspectos y es importante detenernos a pensar, si lo que ganamos, vale más que lo que perdemos.

#1 ¿Qué es lo Importante?

Para mí este cuestionamiento empezó, una vez mi enfermedad entró en escena y supe que mi prioridad era mi salud y fue aún más claro cuando fui madre y tuve la certeza que mi hija y mi familia eran para mí lo más importante. Lo que en paralelo, me llevó a buscar el camino para también desarrollar mis proyectos personales, a través de los cuales descubrí mi propósito.

#2 ¿Qué es el éxito para ti?

Así, pude comprobar que no hay que renunciar a una buena vida para tener éxito pero, es justo por ahí por donde debemos empezar, por definir que es para nosotros el éxito, entendido este como nuestro único y personal resultado feliz, ya que lo que es felicidad para otros, puede no serlo para ti.

#3 ¿Cuáles son tus prioridades?

Definiendo entonces, lo que consideramos importante y teniendo claro nuestro concepto de éxito, todo lo superfluo en nuestra existencia, se va decantando, para darle paso a nuestras prioridades.

Prioridades que serán nuestras hoja de ruta en el día a día y nos permitirán dilucidar con mayor facilidad, aquellos momentos en los que debemos decir que no, a todo aquello que nos distraiga y no aporte valor a nuestra vida.

#4 Abandona la perfección

Reconociendo que en el camino siempre hay desafíos, y unos días más que otros sentiremos que no llegamos a todo, lo que está bien pues, no somos perfectos.

Así, aceptamos que cada momento implica un reto por encontrar ese equilibrio que dependerá de las decisiones que tomemos basados en lo que consideramos importante y nos hace feliz. 

#5 Adaptación

Con la convicción, de que siempre es posible encontrar soluciones creativas para adaptarnos y continuar, creando la vida en balance que nos merecemos.

“El pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie, el realista ajusta las velas”

William George W.

Photo by Quinten de Graaf on Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.