Este año sí es el bueno

Este es un titular muy utilizado en la sección de deportes y el trasfondo del mismo, sea cual sea el contexto, siempre es la esperanza. Confianza, creencia e ilusión de que vendrá algo mejor, cuando se ha pasado una mala racha.

Malas rachas que todos en mayor o menor medida hemos pasado por estos días y que nos hacen pasarla muy mal cuando las resistimos y luchamos con la incertidumbre que nos trae pero, que pueden ser una herramienta poderosa si se los permitimos para, ser más agradecidos por todo cuanto ya tenemos y revelar lo que en realidad somos y queremos.

La incertidumbre nos causa malestar porque lo asociamos con la pérdida de control pero, si aceptamos que para empezar nunca hemos tenido el control de nada, nos abre paso a lo desconocido que, aunque lo percibamos de forma negativa porque nos genera miedo y nos saca de nuestra zona de confort, también nos obliga a ver todo desde una nueva perspectiva y a actuar de forma diferente, trayendo nuevas posibilidades.

Así, nuestras expectativas y valores en este momento, con toda seguridad no son los mismos con los cuales empezamos este año, lo cual es normal porque nos estamos ajustando. El mundo ha cambiado y nosotros mismos estamos cambiando y cambiar significa reevaluar para cumplir los propósitos que teníamos de una manera diferente o eliminarlos por completo, para reinventarnos.

Reinventarnos sabiendo que hay más por vivir de lo que hasta ahora hemos vivido, más por experimentar, más por dar y recibir. En una vida más significativa y rica de lo que hasta ahora habíamos vivido y  aprovechando las oportunidades que nos trae, encontrando la forma de hacerlas realidad.

«Solo en la oscuridad, puedes ver las estrellas»

Martin Luther King

Photo by Diego PH on Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.